Inicio
Inicio
Instituciones
Instituciones
Causas
Causas
Perfil
Perfil
Buscar
Buscar

Descubrí la Importancia de un Blog para tu ONG

Autor: Facundo Enferri

Imagen Descubrí la Importancia de un Blog para tu ONG

Fecha: 16/12/2019


Seguramente ya hayas escuchado o leído a alguien hablar acerca de la importancia de contar con un blog para compartir contenidos sobre tu ONG. Muchos son los especialistas y las fuentes que sostienen este criterio, por lo que seguramente habrás notado que no solamente concierne al mundo de las donaciones online e instituciones sin fines de lucro con soporte digital, sino a cualquier proyecto con presencia en Internet que esté en la búsqueda de crecer. Entonces, si te has interesado por este aspecto de la comunicación de tu proyecto, podemos estar de acuerdo en que has tomado el camino indicado.


Teniendo esto en claro, vamos a lo importante y hablemos de por qué deberías empezar lo antes posible a traducir tus ideas en palabras para compartirlas con potenciales donantes. Como primer acercamiento, intentá representarte la idea de que el mundo de los contenidos web es infinito y que las personas lo navegan constantemente en busca de respuestas y consejos para todo.


3 Razones fundamentales para empezar a escribir HOY


1. Tus ideas son relevantes

Dejemos de lado por un momento la idea general de la importancia de los contenidos en internet y hagamos foco en una de las principales ventajas de los blogs para ONGs. Si tu intención es captar donantes para causas benéficas, está claro que tu visión del mundo es interesante y tenés mucho para aportar. Partiendo desde allí, de nada serviría quedarte con estos cumplidos si no estás compartiendo tus ideas con posibles donantes.



¿Tiene sentido publicar gacetillas en medios tradicionales? ¿Es inteligente publicitar tus causas a través de distintos canales de comunicación? Claro que si. Llegar masivamente a las personas con consignas concretas y llamados a la acción es esencial. Sin embargo, no existe mejor manera de generar confianza y conciencia sobre la importancia de ayudar que narrando un propósito fundado en datos y convicciones. De tal modo que, mientras más personas alcances con tus ideas bien desarrolladas, más se sentirán identificadas con tus causas.



“El 90% de los consumidores cree que las empresas que producen contenido personalizado están interesadas en construir relaciones a largo plazo con ellos” Estadística difundida por TMG Custom Media.



2. Que tu propósito sea viral

Podríamos enumerar un sin fín de estadísticas que afirman el siguiente hecho: antes de comprometerse con cualquier producto, marca, causa o servicio, las personas consultan los buscadores y salen en búsqueda del mejor título (o el más atractivo) para satisfacer sus dudas o reafirmar sus convicciones. No obstante, no es esta la única razón por la que un potencial donante podría sentirse conmovido o empatizar con tu contenido. Tampoco es la única ventaja. Es que, cuando los lectores de blogs encuentran contenido novedoso, útil o simplemente atrapante, lo primero que hacen es compartirlo en sus ámbitos, tanto virtuales como personales. 



Whatsapp, Instagram, Facebook o una charla entre amigos son escenarios ideales para difundir las buenas lecturas, y ya sabemos que no hay recomendación más poderosa que la de persona a persona.




3. Estar presente inspira confianza

¿Alguna vez escuchaste la frase en inglés “stay tuned”? El término se usaba con frecuencia en tiempos en que la radio y la TV eran los principales medios de comunicación, y es un llamado a “quedarse allí”, a “mantenerse atento”. Si bien los tiempos han cambiado y hoy consumimos, nos informamos y nos comunicamos de forma muy distinta (muchas gracias Internet), esta frase tiene la particularidad de haber sobrevivido a tantos cambios de paradigmas, y ahora tiene más fuerza que nunca. ¿Por qué?



Diariamente nos vemos envueltos en cantidades absurdas de información, contenidos y publicidad. Por ende, sería ingenuo no darse cuenta que entre tanto bombardeo es fácil perderse, y esto también nos involucra si estamos pensando en comunicar formas de ayudar a otros y contribuir a causas que lo necesitan. Si estamos trabajando para conseguir ayuda necesitamos inspirar confianza, y hacernos visibles con contenidos que reflejen esa intención es fundamental para generarla.



En conclusión, una buena forma de lograr este objetivo es actualizar sistemáticamente el contenido de tu blog para atraer a posibles donantes y fidelizar a los frecuentes.



¡Entendido! ¿Por dónde empiezo?


Si a esta altura ya decidiste sumar tus artículos a un blog y no tenés muy claro por dónde empezar, podemos darte algunos consejos que te serán útiles al principio. Lo primero que deberías saber es que lo más importante es ser auténtico y poner el foco en dar un mensaje genuino, creíble para los potenciales lectores. Por otro lado, las estadísticas y referencias siempre son útiles. Por cierto; recordá siempre verificar las fuentes e identificar cuáles son las confiables.



Por ejemplo: si tu ONG trabaja para recaudar fondos destinados a la reforestación de un hábitat afectado, escribir un artículo informativo sobre la población damnificada o las especies que se encuentran en peligro podría ser útil para generar interés y empatía. Cuando se trata de concientizar sobre una problemática a resolver, el buen tratamiento de la información y su difusión son puntos fundamentales para recibir ayuda. No creas que es tan difícil, los datos y temas están disponibles y a nuestro alcance. Lo que queda es interpretarlos y darles sentido a través de tu propósito de ayudar.



Tips que pueden interesarte:


Sé específico con los temas a tratar en cada artículo. El usuario promedio no suele retener demasiado y una lectura difícil o muy amplia tiende a dispersar la atención.

¿Tenés videos o imágenes que reflejen los temas a desarrollar? No dudes en agregarlos a tu artículo.

Utilizá títulos y subtítulos sintéticos y llamativos.

Cuidá tu ortografía y respetá los tiempos verbales.

Consultá información y acostumbrate a leer de forma constante. No hay mejor estímulo para tener claro cómo encarar la redacción de contenidos.

Compartir Nota